English

18 de agosto de 2008 - Conoce cómo combatir la violencia doméstica con los recursos informativos y legales del Gobierno.

La violencia doméstica es un problema social, legal y de salud pública. Por lo tanto, varias agencias del Gobierno ofrecen información y recursos que te pueden ayudar a reconocer y protegerte de la violencia doméstica.

Las mujeres representan el 85% de las víctimas de violencia doméstica, según informa el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos (HHS, por su sigla en inglés). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) añaden que cada año 4.8 millones de mujeres son víctimas de violación y abuso físico.

Reconoce la violencia doméstica

La violencia doméstica se manifiesta en varias formas: abuso físico, psicológico y emocional. No siempre es fácil reconocer que uno es víctima de la violencia doméstica y mucho menos superar este problema. Sin embargo, HHS señala que hay signos muy claros para indicarte si tu pareja o ser querido te somete a cualquier tipo de abuso. Por ejemplo, tu pareja:

  • Vigila constantemente lo que tú haces
  • Te critica por cualquier pequeñez
  • Siempre te acusa de infiel
  • No te permite o no te anima a ver a tus amigos o parientes, o ir al trabajo o a la escuela
  • Se enoja cuando consume alcohol o drogas
  • Controla cómo gastas tu dinero
  • Controla tu consumo de medicamentos necesarios
  • Te humilla enfrente de otros
  • Destruye tus pertenencias o las cosas importantes para ti
  • Amenaza con lastimarte a ti, tus niños o mascotas, o te lastima con golpes, empujones, puñetazos, bofetadas, patadas o mordidas
  • Te amenaza o usa un arma contra ti
  • Te obliga a tener relaciones sexuales contra tu voluntad
  • Te culpa por sus ataques de violencia

Protégete

Para protegerte de la violencia doméstica es importante que contemples tu seguridad tanto desde un punto de vista personal como legal.

Desde el punto de vista personal, HHS y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) recomiendan que siempre tengas un plan de seguridad y ciertos artículos y documentos importantes para protegerte a ti y a tu familia y huir si es necesario. Estas agencias recomiendan que prepares lo siguiente si estás en una situación de violencia doméstica:

  • Documentos personales: actas de nacimiento (tuya y de tus hijos), licencia para conducir, tarjetas del Seguro Social, pasaportes/greencard.
  • Documentos legales: certificados de matrimonio o divorcio, custodia de tus hijos, documentos escolares, seguro médico, permiso de trabajo, contrato de alquiler, matrícula/circulación y seguro del auto.
  • Fondos y recursos relacionados: efectivo, tarjetas de crédito o débito, chequera, joyería.
  • Medicamentos: suministro de tus medicamentos y los de tus hijos para un mes.
  • Artículos varios: llaves del auto, casa y apartado postal, tarjeta para llamadas telefónicas, teléfono celular, directorio de números telefónicos.
  • Rutas de escape: ventanas, puertas, salidas del sótano, escaleras y elevadores.
  • Lugar donde acudir: la casa de un amigo o pariente, algún hotel, motel o refugio.
  • Números telefónicos importantes: números de amigos y parientes, línea de ayuda a víctimas de violencia doméstica, ayuda legal.

Desde el punto de vista legal, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por su sigla en inglés) te puede ayudar a conocer cómo las leyes de Estados Unidos protegen a las mujeres víctimas de este tipo de violencia. Asimismo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos tiene procedimientos especiales (información en inglés) que permiten a los inmigrantes víctimas de abuso solicitar estado legal sin el auspicio de una pareja o pariente abusador que sea ciudadano o residente permanente, a través del formulario I-485.

Recursos a tu disposición

Hay más recursos a tu disposición para ayudarte. HHS cuenta con información sobre cómo reconocer signos de violencia doméstica en el comportamiento de tu pareja o ser querido, así como dónde acudir si necesitas ayuda.

Por su parte, DOJ ofrece varios recursos de ayuda e información legal para las víctimas de la violencia doméstica. Estos recursos incluyen información sobre tus derechos, programas y organizaciones nacionales de ayuda.

Para aprender más sobre cómo puedes protegerte de la violencia doméstica, consulta GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español.