English

1 de diciembre de 2008 - Cuida tus datos en transacciones personales, por correo, teléfono e Internet

El robo de identidad sucede cuando alguien consigue tu información personal sin tu autorización o conocimiento para fines ilegales, como comprar artículos o contratar servicios a tu nombre. Este delito es muy común y tiene consecuencias serias. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) reporta que recibió 800,000 quejas en el 2007, de las cuales el 32%, o 256,000, fueron de robo de identidad. Para el consumidor, el robo de identidad ocasiona frustración, tiempo perdido para rectificar la situación y a veces pérdidas financieras desde $30 hasta miles de dólares.

Como hay muchas maneras de que alguien se apodere de tu identidad, diversas agencias del Gobierno ofrecen recursos para que te informes y protejas.

¿Qué información buscan los ladrones y cómo roban tu identidad?

Los datos personales más valiosos para los ladrones—y que por lo tanto necesitas cuidar—son tu:

  • Nombre(s) y apellido(s)
  • Dirección
  • Fecha de nacimiento
  • Número de Seguro Social
  • Apellido de soltera de tu madre
  • Código de tu tarjeta ATM
  • Números de cuentas bancarias

Los ladrones usan métodos tradicionales y sofisticados para robar esta información. Los más comunes son:

  • Robar tu billetera, cartera o bolsa en lugares públicos
  • Buscar tu información en las computadoras del trabajo o con la ayuda de un colega
  • Apoderarse de tu correspondencia: estados de cuenta, ofertas de tarjetas de crédito, cuentas telefónicas y correspondencia del Gobierno
  • Hurgar en la basura en tu trabajo y casa para obtener documentos importantes, una práctica llamada dumpster diving en inglés
  • Copiar los números de tu tarjeta de crédito o débito cuando haces compras. A veces usan dispositivos que graban estos datos, una práctica conocida como skimming
  • Pretender ser tu banco, tarjeta de crédito u otro proveedor para pedirte tus datos por teléfono, por e-mail o por correo. Alguien te contacta con el pretexto de que hay un problema con tu cuenta y necesita verificar tu información. Estas prácticas se llaman phishing (cuando es por Internet) o pretexting (cuando es por teléfono).
  • Llenar un formulario de cambio de domicilio del Servicio Postal para que tu correspondencia les llegue a ellos

¿Cómo puedes prevenir el robo de identidad?

Debes tener cuidado en todo tipo de transacción: en persona, por correo, teléfono e Internet.

Transacciones en persona:

  • Guarda y compara los comprobantes de compras con tus estados de cuenta
  • Deja en casa documentos que no necesitas llevar contigo, como tu tarjeta del Seguro Social y pasaporte

Transacciones por correspondencia:

  • Considera alquilar un apartado (casilla) para usar como tu dirección postal
  • Si recibes ofertas, premios u otras cosas "gratis", contacta a la empresa que te envió la correspondencia para verificar
  • Rompe bien tu correspondencia, o usa una trituradora de papel para que nadie robe tu información hurgando la basura

Transacciones por teléfono o computadora:

  • Rechaza promociones telefónicas que tratan de engañarte ofreciendo cosas gratis (viajes, departamentos de tiempo compartido, revistas)
  • No devuelvas llamadas de personas u organizaciones desconocidas que te piden que marques un código de área que no reconozcas, que muchas veces es en el extranjero
  • Inscribe tus números telefónicos en el registro nacional "No llame"
  • No des tus datos personales a extraños por teléfono, sobre todo si tú no hiciste la llamada
  • Protege tu computadora con programas para detectar software espía o virus que copian tus datos
  • Usa contraseñas difíciles para tu e-mail y otras cuentas (no uses tu apellido, fecha de nacimiento o cosas semejantes)
  • Cambia tus contraseñas con frecuencia
  • Si compras por Internet llama al comerciante para verificar con quién estás tratando; lee las políticas de compra; confirma el monto antes de aceptar la transacción; busca indicios de seguridad en el sitio—la imagen de un candado o un mensaje de seguridad—e imprime el comprobante
  • Ignora las estafas por e-mail. éstas típicamente te informan que has ganado una lotería o hay una herencia en tu nombre en otro país, por ejemplo Nigeria

Detecta y reporta el robo de identidad

Lo más probable es que no te enteres que has sido víctima de este delito hasta que haya ocurrido. No obstante, estos consejos de vigilancia te ayudarán a detectar el robo de identidad:

  • Examina tu informe de crédito una vez al año como mínimo y verifica que las cuentas en éste sean tuyas
  • Mantente al tanto de tu correspondencia. Si te deja de llegar de manera normal es posible que alguien haya cambiado tu dirección con el Servicio Postal.
  • Confirma todos los cargos en tus estados de cuenta
  • No aceptes tarjetas de crédito, cuentas bancarias o servicios que no hayas contratado

Actúa de inmediato para minimizar las consecuencias si sospechas algo:

  • Contacta a las agencias de informes de crédito y pide una alerta de fraude en éste
  • Solicita tu informe de crédito gratis
  • Contacta a los proveedores para cerrar las cuentas vinculadas al robo de tu identidad. La mayoría de ellos te pedirá que firmes una declaración jurada conocida como affidavit en inglés.
  • Lleva tu denuncia a la policía
  • Presenta tu queja ante la Comisión Federal de Comercio
  • Informa a la oficina local del Servicio Postal

Para aprender más sobre cómo protegerte del robo de identidad, visita GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.