English

No dejes que problemas de salud y seguridad arruinen tus vacaciones

Con la llegada del verano y las vacaciones escolares muchas personas aprovechan para viajar y conocer otras ciudades o regresar a sus países para visitar a familiares. Lamentablemente a veces surgen emergencias que pueden arruinar las vacaciones si no estás preparado. Aunque es difícil anticipar cada emergencia, puedes usar los recursos del Gobierno para prevenir y reducir al mínimo los problemas de salud y seguridad al viajar.

Cuida tu salud y la de tu familia

Las medidas preventivas a continuación te ayudarán a evitar problemas de salud cuando viajas:

Antes de salir:

  • Visita a tu médico entre 4 y 6 semanas antes de viajar para que te haga una evaluación médica y te indique si necesitas algún medicamento especial o vacuna, sobre todo si vas al extranjero
  • Prepara un botiquín con los medicamentos y documentos médicos que vas a necesitar en tu viaje: medicamentos con receta; primeros auxilios tales como gasas, termómetro y antiséptico; repelente de insectos y protector solar; medicamentos para dolor de cabeza, diarrea y otros malestares; copias de recetas médicas y registros de vacunas por si debes presentarlas al personal de aduana
  • Reduce los efectos del cambio de horario si vas a hacer un viaje largo por avión. Programa la llegada a tu destino lo más cerca posible a tu hora de dormir según el horario local

En tu destino:

  • Busca ayuda médica en caso de tener diarrea, fiebre, síntomas de gripe, o si alguien es mordido o arañado por un animal, tiene un accidente de auto o es lastimado
  • Ten cuidado con la calidad del agua y la comida; bebe agua de botella si es posible

Consulta a tu médico respecto a precauciones adicionales que debes considerar para la salud de niños, mujeres embarazadas, ancianos y personas enfermas.

Protege a tu familia y tus pertenencias

Evita robos y otros inconvenientes al viajar con estas medidas sencillas:

Antes de salir:

  • Deja una copia de tu itinerario con un familiar
  • Registra tu viaje con el Departamento de Estado o la embajada o consulado estadounidense en tu destino para que puedan contactar a tu familia en caso de emergencia
  • Empaca lo menos posible, dejando en casa documentos importantes y artículos de valor, como joyas y tarjetas de crédito que no necesitas
  • Confirma la lista de artículos permitidos y prohibidos con la Administración de Seguridad del Transporte si viajas por avión
  • Limita cuánto efectivo llevas contigo; paga con cheques de viajero o tarjetas de crédito
  • Si viajas al extranjero, lleva una copia de la página de información personal de tu pasaporte y fotos adicionales por si necesitas reemplazarlo

En tu destino:

  • Deja tu dinero, tarjetas y pasaporte en la caja de seguridad de tu lugar de alojamiento. Si debes salir con ellos, llévalos en los bolsillos interiores de tu ropa o en un cinturón especial para documentos y dinero
  • Mantente atento a tu equipaje y pertenencias en todo momento, sobre todo en lugares congestionados como aeropuertos o estacionamientos
  • No entregues tus maletas a personas desconocidas ni aceptes paquetes de ellas
  • Trata de no llamar la atención por tu manera de vestir, sobre todo cuando visitas otros países. Vístete con ropa normal y sin joyería que llame la atención
  • Si viajas por auto, asegúrate de que todos los pasajeros usen el cinturón de seguridad y que los niños se sienten en el asiento infantil de seguridad

Recursos adicionales

Para aprender más sobre cómo cuidar tu salud y proteger tu seguridad al viajar, visita GobiernoUSA.gov el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.