English

Recursos y consejos que podrían salvar su vida y la de de su familia durante y después de la tormenta

Estados Unidos todavía se encuentra en plena temporada de huracanes. Muchas personas, sobre todo quienes viven en la zona del Golfo de México o a lo largo de la costa del Atlántico, podrían verse afectadas por los fuertes vientos, inundaciones, y daños personales y materiales causados por estas tormentas. La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) reporta anulamente la cantidad de muertes y pérdidas materiales causadas por huracanes y tormentas propicales.

Saber qué hacer durante una tormenta y cómo recuperarse es tan importante como estar preparado. Infórmese con los recursos del Gobierno antes de que llegue la tormenta.

Cuando llega el huracán

Proteja su casa con anticipación y prepare suministros de emergencia. Si la tormenta pasa por su área tome estas precauciones adicionales:

  • Escuche los informes de radio o televisión por si las autoridades ordenan una evacuación, incluyendo instrucciones sobre cómo abandonar la zona, dónde ir y cuándo regresar
  • Si está en casa, permanezca en un lugar seguro, como los pasillos o habitaciones con pocas ventanas, o protéjase debajo de una mesa u otro objeto sólido
  • Cierre todas la puertas interiores, ventanas y cortinas y asegure las puertas exteriores

En caso de una evacuación

Cumpla con las disposiciones emitidas por las autoridades y observe estas medidas generales:

  • Cierre las ventanas y puertas y desconecte los aparatos eléctricos antes de salir (desconecte el refrigerador sólo si es posible que se inunde su casa)
  • Reúna a su familia y salgan con tiempo para no quedar atrapados por la tormenta
  • Lleve sus suministros de emergencia, incluyendo medicamentos y documentos importantes si tiene tiempo para empacarlos
  • Notifique a sus familiares que va a evacuar y a dónde va
  • Viaje por las rutas indicadas por las autoridades. No conduzca por atajos ya que éstos podrían estar bloqueados o ser peligrosos
  • Conduzca con precaución; las calles pueden estar inundadas y puede haber cables eléctricos caídos

A la hora de regresar a su casa

El regreso a casa después del huracán puede ser tan peligroso como la evacuación antes de la tormenta. Para un retorno sin peligro:

  • Espere a que las autoridades autoricen el regreso de los evacuados
  • No conduzca por calles inundadas o sobre estructuras inestables (por ejemplo, puentes dañados)
  • Revise alrededor de su casa antes de entrar – puede haber animales salvajes sueltos y cables eléctricos caídos que no estén a la vista
  • No entre si afuera huele a gas, si la casa está inundada o si fue dañada por un incendio y los bomberos no lo han autorizado
  • Al entrar, revise:
    • Pisos: pueden estar inestables o resbaladizos por el agua
    • Conexión de gas: si hay olor a gas adentro abra las ventanas, salga de la casa y contacte al proveedor
    • Cables eléctricos: desconecte la electricidad si hay cables dañados
    • Servicio de agua y tubería: corte el agua si hay tuberías dañadas y consulte a las autoridades locales antes de usar el agua ya que puede estar contaminada
    • Techo, cimientos y chimenea: retírese si se ven dañados o parecen estar inestables
    • Electrodomésticos: corte la electricidad y desconecte los aparatos si están mojados
    • Comida: deseche todos los alimentos que parezcan estar en mal estado y tome agua de botella
  • Tome fotos de todo lo dañado y mantenga un registro de los costos de reparación para presentárselos a su aseguradora

Recursos adicionales

Para aprender más sobre cómo protegerse y recuperarse ante un huracán, visite GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.