English

Celebra tu herencia hispana: participa en el censo

Déjate contar, pero no te detengas ahí. Puedes sumarte como voluntario o trabajar para el Censo, y así ayudar a que otros se hagan contar


El Mes de la Herencia Hispana de 2009, que se celebra todos los años entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre, reconoce la contribución hispana a Estados Unidos.

Los latinos continúan siendo el grupo minoritario más grande del país, así como el de mayor crecimiento, con casi 47 millones de personas. Los pronósticos de la Oficina del Censo indican que para el año 2050 habrá más de 132 millones de hispanos y que representarán el 30 por ciento de la población.

Pero para que esos cálculos se transformen en números reales, los latinos primero tendrán que dejarse contar en el censo de 2010.

El Gobierno pone a tu disposición los recursos que necesitas para que estés enterado sobre este importante conteo nacional. Así podrás conocer la importancia del censo y las maneras en que puedes participar, así como despejar tus dudas sobre la confidencialidad de los datos recopilados.

Todos cuentan


¿Qué mejor que contribuir a tu herencia hispana que dejándote contar en el censo de 2010?

Las personas que lo hagan estarán ayudando a su comunidad ya que los datos que recopila el censo (en inglés) se utilizan para destinar más de 400 mil millones en fondos federales para la construcción de carreteras y hospitales y para pagar por los programas de comida en las escuelas, entre otras cosas.

Además, el Gobierno utiliza los datos del censo para determinar el número de plazas en la Cámara de Representantes, para así lograr una representación de la población más equitativa. En otras palabras, ser contado es ser representado.

No será sino hasta febrero de 2010, sin embargo, que la Oficina del Censo comenzará a mandar a todos los hogares un cuestionario corto que puede llenarse en menos de 10 minutos. Incluso algunos hogares lo recibirán en formato bilingüe.

El cuestionario incluye preguntas sobre el número de personas que viven en la vivienda, sus edades y raza. Las respuestas ayudan al Gobierno a identificar las necesidades de las diferentes comunidades del país.

A pesar de los beneficios de ser contados con precisión, las comunidades hispanas han sido históricamente difíciles de contar debido a obstáculos como el idioma o la falta de conocimiento de cómo funciona el Gobierno.

Algunos tienen la percepción equivocada de que la información que obtenga el censo será compartida con otras dependencias gubernamentales, como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés). El Censo no comparte los datos personales que recopila de individuos por 72 años.

Las personas que no regresen el formulario para el 1º de abril, el Día del Censo, probablemente recibirán la visita de un representante de este organismo para recopilar los datos en persona.

El Censo entregará los resultados del conteo nacional al Presidente Barack Obama el 31 de diciembre de 2010.

Para aprender más sobre cómo involucrarte en el censo de 2010, consulta GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.