English

La temporada de impuestos es también la temporada de estafas

El robo de identidad es el delito más común

Los contribuyentes y los profesionales que preparan sus declaraciones no son los únicos que están ocupados durante la temporada de impuestos. También lo están los ladrones y los preparadores deshonestos que buscan abusar de la buena fe de sus clientes.

El tipo de fraude más común durante la temporada de impuestos es el robo de identidad. Pero también hay que cuidarse de preparadores de impuestos sin escrúpulos así como de compañías que prestan dinero a intereses exorbitantes a cambio de un "reembolso" rápido.

El Gobierno cuenta con información para protegerte del robo de identidad, presentar quejas y preparar tu declaración de impuestos.

Robo de identidad

El mensaje de correo electrónico parece legítimo – está escrito en inglés en la mayoría de los casos, tiene el membrete del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés), viene de una dirección de email que parece ser del IRS y está firmado por esta agencia.

El mensaje es llamativo: “Cumples los requisitos para recibir un reembolso de $63.80”.

El mensaje, y otros como éste, le piden a la persona hacer clic en un enlace, llenar un formulario y esperar un periodo de tiempo para recibir el dinero.

Este mensaje engañoso es una de las estafas más frecuentes que utilizan los delincuentes cuando se hacen pasar por el IRS. Los criminales después usan la información que uno proporciona en el formulario para saquear las cuentas bancarias y tarjetas de crédito de las víctimas.

Además, los delincuentes también construyen páginas electrónicas casi idénticas al sitio web de IRS con la misma intención de capturar datos personales de los contribuyentes. Para evitar ser víctima de estas estafas, es importante recordar que:

  • IRS no inicia contacto con los contribuyentes a través de correo electrónico
  • Todas las páginas oficiales de IRS comienzan con www.irs.gov
  • Si recibes un mensaje, no lo contestes ni hagas clic en sus enlaces

Reporta mensajes sospechosos a phishing@irs.gov.

Selecciona a un buen preparador

La mayoría de los preparadores de declaraciones de impuestos son personas honestas y profesionales. Pero hay algunos que abusan de la confianza. De hecho durante el año fiscal 2009 IRS inició 224 investigaciones en contra de preparadores de impuestos, con una tasa de encarcelamiento del 85.3 por ciento de los que fueron procesados penalmente.

El Servicio dice que muchos de estos preparadores cometieron una variedad de delitos, incluyendo deducciones falsas, robo de identidad de los contribuyentes e incluso robo.

Para evitar ser víctima de un preparador sin escrúpulos se recomienda evitar a aquellos que prometen mayores reembolsos que otros o que le solicitan al contribuyente firmar una declaración en blanco, entre otras cosas. El Servicio del Defensor del Contribuyente ofrece consejos para elegir a un preparador de impuestos.

Dinero rápido, pero caro

Si te urge recibir el reembolso de tus impuestos lo mejor que puedes hacer es tramitarlos electrónicamente y solicitar un depósito directo a tu cuenta bancaria. De esa manera podrás tener tu dinero en alrededor de 10 días. Pero mejor aún, podrás evitar el uso de los llamados préstamos de rembolso anticipado, también conocidos como reembolso rápido o instantáneo.

Estos servicios los ofrecen algunos negocios que también preparan los impuestos y son una manera de obtener un préstamo equivalente a tu reembolso. Sin embargo estos préstamos vienen con intereses altos. Por ejemplo, un préstamo de $2,000 por un periodo de un mes podría representar una tasa de interés anual del 400 por ciento una vez que se incluyen los cargos del préstamo, los gastos administrativos y otras tarifas. El cliente nunca ve el cheque de reembolso porque con eso se paga el préstamo.

Si tienes que utilizar uno de estos servicios, aprende primero cómo funcionan.

Para aprender más sobre este tema visita GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE.UU.