English

Nueva ley de tarjetas de crédito protege al consumidor

De cualquier forma hay que usar el crédito con prudencia

Este mes entra en vigencia una ley que ofrece mayores protecciones a los portadores de tarjetas de crédito. Pero esto no quiere decir que los consumidores deben bajar la guardia.

Pedir crédito puede salir caro. Casi la mitad de los estadounidenses deben un promedio de $7 mil dólares en sus tarjetas. Y uno de cinco deudores paga más del 20 ciento de interés.

El Gobierno destaca algunos de los elementos más importantes de las nuevas leyes y te ofrece recursos para ayudarte a navegar el mundo del crédito.

12 meses sin aumentos de interés

Las nuevas leyes (en inglés), que entran en vigencia el 22 febrero de 2010, dicen que las compañías de tarjetas de crédito no pueden aumentar los intereses durante los primeros 12 meses después de abrir una cuenta, con las siguientes excepciones:

  • Si la tarjeta tiene un interés variable
  • Si te atrasas más de 60 días en pagar tu factura
  • Si no cumples con un convenio de pago con el acreedor (compañía que te da el crédito)

Además, si una compañía te ofrece un interés introductorio, éste debe permanecer vigente por un mínimo de seis meses. Al cumplirse ese plazo, el interés podrá subir al nivel que acordaste con la empresa al firmar el contrato.

La Reserva Federal ofrece una serie de recomendaciones básicas a portadores de tarjetas de crédito que abarca los beneficios de pagar a tiempo, pagar más del mínimo y estar al pendiente de cualquier modificación al contrato.

Avisos sobre aumentos de interés

Un elemento importante de las nuevas leyes es que las compañías de crédito deben avisarte 45 días antes de aumentar los intereses, cambiar algunas tarifas o realizar cambios importantes al contrato.

Si el acreedor decide realizar cambios al contrato, debe darte la opción de cancelar la tarjeta. Pero ojo: si cancelas la tarjeta la compañía podría cerrar tu cuenta y aumentar el pago mensual.

La compañía no está obligada a mandarte un aviso de 45 días si:

  • Tienes un interés variable
  • Venció el plazo del interés introductorio y subió a un nivel ya preestablecido
  • No cumpliste con el convenio de pago con el acreedor

Muchas personas utilizan las tarjetas de crédito para establecer o mejorar su historial de crédito. La Reserva Federal ofrece una serie de consejos para mejorar tu puntaje de crédito, incluyendo información sobre cómo funciona el sistema de crédito.

Más transparencia en las facturas

Las facturas ahora incluirán información sobre cuánto tiempo tardarás en pagar tu deuda si solamente pagas el mínimo. También te dirán cuánto necesitas pagar mensualmente para eliminar tu deuda en tres años.

Pero no tienes que esperar tu factura para hacer tus cálculos. Usa la calculadora de la Reserva Federal para averiguar cuánto tiempo te tomará pagar tu tarjeta en base a un determinado interés.

Si te pasas del límite de crédito

Si deseas que se aprueben las transacciones que van más allá de tu límite de crédito, tendrás que notificar a tu acreedor por adelantado. De lo contrario dichas transacciones serán rechazadas. Esto es para evitar que las compañías de tarjetas de crédito cobren tarifas especiales a los consumidores que exceden su línea de crédito.

Si estás cerca del límite de tu crédito, puede que necesites ayuda administrando tus deudas. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) ofrece información sobre cómo elegir un asesor de crédito que pueda ayudarte con tus deudas.

Para aprender más sobre este tema visita GobiernoUSA.gov , el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.