English

Cada 10 años la Oficina del Censo (en inglés) realiza un conteo de las personas que viven en el país.

Para la segunda quincena de marzo todos los hogares deberán haber recibido un cuestionario con una serie de preguntas generales sobre los residentes de esa dirección. El cuestionario deberá llenarse y ser mandado por correo para el 1º de abril, el Día del Censo.

Estos son cinco puntos esenciales que debes saber sobre el censo de 2010.

  1. El censo beneficia a tu comunidad
    Los datos recopilados por el Censo ayudan a designar más de 400 mil millones de dólares en fondos federales para la construcción de hospitales, centros de capacitación laboral, escuelas, y otras obras públicas. Además ayudan a determinar el número de escaños que tiene cada estado en la Cámara de Representantes.
  2. 10 preguntas en 10 minutos
    El cuestionario que recibirán todos los hogares del país, incluyendo Puerto Rico, es el más corto desde que el Gobierno federal llevó a cabo el primer censo en 1790. De hecho toma menos tiempo que llenar una solicitud para una tarjeta de crédito. El formulario incluye preguntas como cuántas personas viven en el hogar, si son de origen hispano, así como la edad y raza de los residentes.
  3. Es seguro y confidencial
    La Oficina del Censo tiene prohibido compartir respuestas individuales con agencias locales, estatales o federales. Cada empleado del Censo se compromete, bajo un juramento válido de por vida, a no divulgar la información personal de los participantes. Divulgar esta información podría resultar en un encarcelamiento de cinco años y hasta 250 mil dólares de multa o ambas cosas.
  4. Algunos cuestionarios son bilingües
    Con el fin de asistir a comunidades con altas concentraciones de hispanohablantes, la Oficina del Censo planea mandar cuestionarios bilingües a 13 millones de personas.
  5. Es obligatorio
    Participar en el censo es un acto de responsabilidad cívica y parte de la democracia. Pero además es obligatorio, independientemente del estatus migratorio de los residentes. Los cuestionarios deben mandarse para el 1º de abril. Los hogares que no lo hagan recibirán un segundo cuestionario. De no regresarlo recibirán la visita de un trabajador del Censo, quien intentará recopilar la información en persona.

Recuerda que el conteo nacional es un retrato de la nación que refleja la gran diversidad de sus residentes. El censo ayuda a contar a inmigrantes como Juan, un ranchero que emigró a Estados Unidos en busca del Sueño Americano. Conoce su historia a través de este video:


Para aprender más sobre este tema visita GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.