English

Consejos para un verano seguro

Un accidente puede suceder en cuestión de segundos

Con la llegada del verano y las vacaciones escolares las rutinas de muchas familias tienden a cambiar. Muchos niños y jóvenes suelen pasar los días largos y calurosos en casa, en la piscina o en la playa.

Las probabilidades de ciertos tipos de accidentes aumentan durante esta época del año. Accidentes como trastornos causados por el calor, quemaduras, intoxicaciones y ahogos pueden afectar a cualquier familia en cualquier momento.

Precisamente por estas razones, el verano es el momento de estar más al tanto de la seguridad de los tuyos. Consulta los recursos del Gobierno para prevenir accidentes y proteger a tus niños.

Precauciones en el agua

Para los niños, la piscina representa uno de los peligros más grandes. Cada año alrededor de 300 niños menores de cinco años mueren ahogados a lo largo del país, según PoolSafety.gov (Formato PDF)*.

Estas son algunas recomendaciones para evitar accidentes y divertirse en el agua de manera segura:

  • Coloca un cerco o una barrera de por lo menos 4 pies de altura para evitar que los niños caigan al agua si tienes piscina en tu casa
  • Designa a un adulto para que supervise en todo momento a los niños más pequeños que están jugando en la piscina. Esta persona deberá saber nadar y preferiblemente haber tomado clases de resucitación cardiopulmonar (CPR, en inglés)
  • Enséñales a los niños a entrar a la piscina con los pies primero y evitar saltar o zambullirse de los lados para no resbalarse
  • Asegúrate que los que no saben nadar se pongan un chaleco salvavidas
  • Los adultos no deben beber alcohol antes de nadar

Protección del calor y el sol

Es fácil perder noción de los peligros de exponerse demasiado al sol y el calor, especialmente cuando uno está distraído refrescándose en la piscina o en el mar. Cada año miles de personas son hospitalizadas por golpes de calor, agotamiento y quemaduras en la piel. Para protegerte del sol y el calor se recomienda:

  • Tomar muchos líquidos durante los días más calurosos
  • Vestir ropa ligera y de colores claros
  • Utilizar protector solar con un nivel mínimo de protección SPF 15
  • Limitar el tiempo de exposición al sol o al calor

Peligros en casa

Es común que durante el verano los hijos pasen más tiempo en casa. Por eso es importante tomar ciertas medidas para evitar accidentes como ahogos, quemaduras e intoxicaciones.

Ahogos
La piscina o la playa no son los únicos lugares donde se pueden ahogar los niños. Las bañeras, inodoros y hasta los baldes de agua son un peligro para los más pequeños. Protégelos con estas medidas:

  • Nunca dejes a los niños pequeños solos en la bañera o bajo el cuidado de otro niño
  • Siempre baja las tapas de los inodoros
  • Vacía los baldes y otros recipientes que contengan agua inmediatamente después de usarlos

Quemaduras
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, diariamente 435 niños de 19 años o menores reciben tratamiento en salas de emergencia por quemaduras. Los niños pequeños son más susceptibles a quemaduras con líquidos calientes o vapores, mientras que los niños más grandes son más susceptibles a quemaduras causadas por contacto directo con el fuego. Para reducir las probabilidades de un accidente, se recomienda tomar las siguientes precauciones:

  • No dejar ollas calientes desatendidas en la cocina
  • Instalar detectores de humo y revisarlos frecuentemente
  • Mantener fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños

Intoxicación
De los más de 2 millones de incidentes de intoxicaciones que se reportan cada año en el país, alrededor de la mitad afectan a niños menores de seis años. Puedes reducir las probabilidades de intoxicaciones en casa siguiendo estas medidas preventivas:

  • Mantén productos de limpieza y otros químicos bajo llave
  • No dejes productos de limpieza desatendidos al momento de usarlos
  • Evita transferir productos de limpieza a otros envases para que los niños no los confundan con bebidas

En caso de una intoxicación llama al 911 o al (800) 222-1222 (solicita atención en español) para comunicarte con un centro de control de intoxicación en tu estado.

Para aprender más sobre este tema visita GobiernoUSA.gov , el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.