English

La nueva tarjeta verde es más segura

El diseño nuevo dificulta su falsificación

Por primera vez desde 1959 la llamada tarjeta verde, o green card, es otra vez verde.

El color es uno de los cambios más notables de la nueva tarjeta de residencia permanente que comenzó a emitir en mayo de 2010 el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por su sigla en inglés).

Pero las novedades van más allá del color. De hecho, algunos de los cambios más importantes no pueden apreciarse con la vista. Además, incluye nuevas medidas de seguridad para evitar su falsificación.

El Gobierno resume algunos de los cambios más importantes del nuevo diseño.

Una tarjeta más segura

Nueva tarjeta verde USCIS rediseñó la tarjeta por dos motivos principales:

  • Para evitar que el documento sea falsificado o manipulado
  • Para identificar con mayor rapidez al portador al momento de ingresar al país

La tarjeta rediseñada cuenta con un mecanismo de identificación por radiofrecuencia que permite a los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza conocer los datos del portador mientras éste se aproxima.

“Esto facilitará su autentificación de forma rápida y precisa”, dijo Luz Irazabal, vocera de USCIS.

A diferencia de la tarjeta anterior, la nueva versión incluye:

  • Huellas digitales grabadas por láser
  • Diseño de fondo personalizado
  • Una tinta especial que hace casi imposible la reproducción ilegal de la tarjeta

Quiénes recibirán la nueva tarjeta

Las personas que se conviertan en residentes permanentes después del 11 mayo de 2010 recibirán la nueva tarjeta verde. También las personas que renueven o reemplacen su tarjeta actual después de dicha fecha.

Las tarjetas antiguas permanecerán válidas hasta su fecha de vencimiento.

Sin embargo, los residentes legales con tarjetas antiguas pueden solicitar la nueva tarjeta verde si desean aprovechar las nuevas medidas de seguridad o si su tarjeta no tiene una fecha de vencimiento.

Quienes deseen reemplazar la tarjeta vieja necesitan llenar el formulario I-90 (en inglés) y pagar una tarifa de renovación de $290. En algunos casos podría haber una tarifa adicional de $80 por servicios biométricos como huellas digitales.

Beneficios para portadores

La tarjeta nueva ofrece varios beneficios a los residentes permanentes:

  • Cuenta con una fotografía del titular más definida para facilitar la identificación del portador
  • Al reverso, la tarjeta tiene impresa la dirección del remitente para facilitar su recuperación por USCIS en caso que sea extraviada
  • La tarjeta es verde para facilitar su identificación

“Con los adelantos tecnológicos que hemos incorporado esperamos que los portadores de las tarjetas sientan más seguridad al usarla”, dijo Irazabal.

Beneficios para empleadores

Uno de los propósitos de la tarjeta es que los empleadores se sientan confiados de que la credencial que presenten sus empleados no ha sido falsificada o manipulada.

Irazabal dijo que es posible que algunos empleadores se sorprendan al ver la nueva tarjeta debido a que están acostumbrados a la credencial antigua. Sin embargo, dijo que pueden llamar al 1 (800) 375 5283 para aclarar cualquier duda.

La tarjeta verde comprueba que el portador puede trabajar y vivir legalmente en el país. Sin embargo, Irazabal recalcó que los empleadores deben primero ofrecer empleo a una persona antes de solicitar ver la tarjeta de residente permanente.

Para aprender más sobre este tema visita GobiernoUSA.gov , el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.