English

Transcripción de la entrevista sobre qué esperar de una visita del Censo

Marilia Matos, subdirectora de operaciones del Censo 2010, habla sobre cómo prepararse para la visita de un representante del Censo.

GobiernoUSA.Gov: Esta es una producción de GobiernoUSA.gov. Hola y gracias por acompañarnos. A partir de ahora la Oficina del Censo de 2010 se encuentra en proceso de despachar a enumeradores a todos los hogares del país que no regresaron el formulario. Hoy estaremos explorando este tema más a fondo con Marilia Matos, Directora Asociada de Operaciones de Campo del Censo de Estados Unidos. Gracias por acompañarnos, Marilia.

Matos: Gracias por invitarme.

GobiernoUSA.Gov: ¿Quién recibirá la visita de un enumerador? ¿Podrías explicarnos?

Matos: Todos aquellos hogares o sitios donde las personas que no hayan devuelto el cuestionario por correo antes del 16 de abril van a recibir visitas de los enumeradores entre mayo, junio y principios de julio.

GobiernoUSA.Gov: ¿Durante qué horas tocarán las puertas los representantes del Censo? ¿De 9 a 5? ¿Entre semana o también los fines de semana?

Matos: Ellos no tienen horario. Se supone que ellos, porque se contrata a gente que vive localmente, saben más o menos a qué hora va a estar la gente en su hogar. O sea que deben tratar de visitar los hogares cuando sea más productivo conseguir a las personas en sus casas, incluyendo los fines de semana, incluyendo por la noche o por lo menos a la hora de la comida o después de las cuatro de la tarde. Cada persona, cada enumerador, puede tomar su propio juicio y decidir cuándo va a visitar.

GobiernoUSA.Gov: ¿Y si alguien quiere contestar las preguntas pero no está disponible durante las horas de visita? ¿Qué pueden hacer estas personas?

Matos: A los empleados del Censo se les pide que sigan yendo y muchas veces dejan una nota para que las personas que viven ahí puedan llamarlos y decidir qué hora es más conveniente. Pero visitaremos cada hogar entre cinco y seis veces.

GobiernoUSA.Gov: ¿Puede el representante del Censo entrar al hogar de los residentes? ¿Puede verificar físicamente el número de personas que viven en un hogar?

Matos: Las instrucciones son que ellos traten de conseguir a alguien en este hogar que sea mayor de 15 años, que pueda contestar las preguntas, y no tienen que físicamente entrar y no tienen que físicamente ver a todo mundo. La persona que sea mayor de 15 años que pueda contestar las preguntas puede contestar el cuestionario por todas las personas que viven en ese hogar. Y esa es la información que tomamos.

GobiernoUSA.Gov: ¿Qué sucede si alguien no quiere compartir información con el representante del Censo?

Matos: Estoy segura que las instrucciones que les hemos dado a los enumeradores es que sean bastante persistentes y que traten de persuadir a la gente que esto es importante, que es obligatorio, que es importante que la comunidad conteste. O sea que tratamos de convencer a las personas, tratamos de visitar cinco veces su hogar para tratar de conseguir a alguien que conteste, y muchas veces se le pregunta a un vecino o una persona que sea mayor de 15 años que pueda contestar las preguntas básicas que hay en el cuestionario.

GobiernoUSA.Gov: ¿Qué sucede si el representante del Censo es un vecino de la persona y el residente no quiere pasar su información personal?

Matos: Espero que eso ocurra en muy pocas ocasiones. Pero cuando esto ocurra y el vecino no cree que quiere compartir la información, que es bastante sencilla, y que su vecino seguramente ya lo sabe, pero si no quiere compartirla con ellos, puede pedir el número del supervisor o el número de la oficina central, de la oficina a la cual el enumerador se reporta, para que manden a otra persona para conseguir la información.

GobiernoUSA.Gov: ¿Cómo puede asegurarse la gente de que su privacidad será respetada?

Matos: Todas las personas que trabajan para el Censo tomaron un juramento que van a proteger la información que reciben individualmente de cada persona. O sea que de por vida no pueden divulgar dicha información a nadie. La información solamente se usa para producir estadísticas.

GobiernoUSA.Gov: ¿Y si hay muchas personas viviendo en una casa y algunas de ellas expresan temor por ser reportadas a las autoridades migratorias?

Matos: Nosotros nunca preguntamos si alguien es legal o no. Sí nos interesa contar a todo mundo porque todas las personas que están viviendo en este hogar están utilizando servicios de la comunidad, las escuelas, hospitales y las carreteras. Entonces es importante contar a todo mundo.

GobiernoUSA.Gov: ¿Cómo puede un residente verificar que la persona tocando la puerta es un representante del Censo? ¿Hay algún número telefónico al que pueden hablar?

Matos: Cada enumerador tiene una identificación con el sello del Censo, además cargan una tarjeta que contiene el nombre de la oficina a la cual ellos se reportan. Esta tarjeta también contiene el teléfono de su supervisor directo. Y si lo desean, los residentes pueden pedir ese teléfono para comunicarse con el supervisor.

GobiernoUSA.Gov:¿Y finalmente hay alguna otra cosa que consideras importante sobre la visita de los enumeradores?

Matos: Lo primero que es importante que todo mundo sepa es que los enumeradores nunca le van a pedir su número de Seguro Social ni información bancaria. Son solamente 10 preguntas muy fáciles de contestar. Y finalmente es bien importante: el censo es bien seguro, importante y sencillo, y esperamos que todo mundo coopere.

GobiernoUSA.Gov: Marilia muchas gracias por acompañarnos y por explicarnos a fondo sobre este tema importante. Gracias.

Matos: Gracias a ti.

GobiernoUSA.Gov: Y gracias a usted por escuchar. Ésta ha sido una producción de Gobiernousa.gov. Hasta la próxima.