English

Se conoce como responsabilidad ambiental el adoptar un estilo de vida que respeta el medio ambiente y que ayuda a conservar los recursos naturales. Existen muchas razones para decidirse a vivir con responsabilidad ambiental: demasiada basura, los gases de efecto invernadero, la contaminación del aire y del agua, el agujero en la capa de ozono y hasta ahorrar dinero. Por ejemplo, si uno cambia todas las bombillas o focos normales por bombillas compactas fluorescentes (CFL, por su sigla en inglés) podría ahorrar alrededor de $40 durante la vida útil de la bombilla. Otros ejemplos incluyen:

  • Ponga su termostato dos grados más bajo durante el invierno y dos grados más alto durante el verano.
  • Asegúrese de que sus paredes y techos estén bien aislados.
  • Sustituya los grifos de baño y cocina con modelos que reduzcan el caudal de agua.

Compras ecológicas

Comprar productos ecológicos es un paso importante para preservar el medio ambiente. Muchos de estos productos pueden ser identificados por el sello de ENERGY STAR.

También puede optar por comprar alimentos orgánicos o producidos localmente y ropa ecológica. Para obtener más información acerca de las normas para los productos de aves y carnes, visite la página web del Servicio de Inspección e Inocuidad de los Alimentos del Departamento de Agricultura. No existen normas nacionales para la ropa orgánica, pero algunos tejidos que puede considerar son el algodón orgánico, tejidos de corteza vegetal y lana orgánica.

Reutilización y reciclaje

La reutilización de productos, en lugar de tirarlos a la basura, y el reciclaje de artículos fabricados con materiales como vidrio, metal, plástico o papel, son dos formas de actuar con responsabilidad ambiental.

Se calcula que el 75 por ciento de nuestros residuos son reciclables y la mayoría de la población de Estados Unidos tiene acceso a programas de reciclaje. Muchos productos se pueden desechar con facilidad mientras que otros, tales como baterías de autos, teléfonos celulares, televisores, pinturas, aceites y solventes, requieren un manejo especial.

Es posible donarlos o reciclarlos en un centro local de reciclaje, eventos de recolección de productos domésticos peligrosos, organizaciones benéficas y hasta en algunas tiendas de aparatos electrónicos. Para obtener más información acerca del reciclaje, visite el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental.

Muchas empresas de servicios públicos ofrecen programas de reciclaje en la acera para facilitar esta tarea a los hogares estadounidenses. Si desea más información sobre el reciclaje en su área comuníquese con la agencia de servicios públicos de su estado.

No todo lo que dice "verde" es ecológico

Usted probablemente ha visto productos con etiquetas que dicen que son “ecológicos”, “completamente natural”, o “hecho con materiales reciclados”. El problema con estas afirmaciones es que no hay una definición clara de estos términos. Estos son algunos consejos que lo pueden ayudar a reconocer lo que es realmente ecológico:

  • Busque afirmaciones específicas como porcentajes. Por ejemplo: “contiene un 75% de materiales reciclados”.
  • Determine si las ai rmaciones se aplican al envase, al producto o ambas cosas.
  • Aprenda a leer las etiquetas y trate de entender qué es lo que dice el sello de certificación si lo tiene.

Para obtener más información acerca de la publicidad de productos ambientales, póngase en contacto con la Comisión Federal de Comercio.