English

El intercambio de archivos a través de redes P2P ("peer-to-peer" o "de igual a igual") permite a los usuarios compartir archivos por Intenet mediante una red informal de computadoras que usan el mismo software. Cada día, millones de usuarios comparten archivos a través de Internet. 

Ya sea que se trate de música, juegos o software, el intercambio de archivos puede permitir que las personas tengan acceso a muchísima información. Los usuarios descargan un software especial que conecta sus computadoras a una red informal de otras computadoras que ejecutan el mismo software. Con este software millones de usuarios podrían estar conectados entre sí al mismo tiempo. El software es a menudo gratuito y de fácil acceso.

Sin embargo, el intercambio de archivos puede implicar ciertos riesgos. Por ejemplo, cuando está conectado a programas de intercambio de archivos, usted podría, sin saberlo, permitir que otras personas copien archivos privados que usted no tenía intención de compartir, descargar material protegido por derechos de autor y enfrentar problemas legales, así como descargar un virus o propiciar un problema de seguridad. También podría, sin estar consciente de ello, descargar pornografía que aparezca identificada con un título que enmascare de qué se trate.

Para proteger la información personal almacenada en su computadora, la Comisión Federal de Comercio le sugiere que:

  • Instale el software de intercambio de archivos con mucho cuidado.
  • Utilice un buen programa antiespía.
  • Cierre su conexión cuando no la esté usando.
  • Use un antivirus eficaz y actualícelo regularmente.
  • Hable con su familia sobre el intercambio de archivos.

Derechos de autor en Internet

Es muy simple: hacer o descargar copias de software no autorizadas es violar la ley, sin importar de cuántas copias se trate. Ya sea que usted haga algunas copias para sus amigos, preste discos, distribuya y/o descargue software pirateado a través de Internet o compre un único programa de software y luego lo instale en 100 computadoras, usted está violando los derechos de autor. No importa si con esto usted gana dinero o no. Si usted o su compañía fueran sorprendidos copiando software, usted podría tener responsabilidad civil y penal ante la ley.

Si el propietario de los derechos de autor interpusiera una demanda en su contra, podría impedirle inmediatamente que use su software y también solicitarle el pago de una compensación monetaria por daños y perjuicios. El propietario de los derechos de autor puede entablar una demanda por hasta $150,000 por cada programa copiado. Además, el Gobierno puede procesarlo por el delito de violación de los derechos de autor. Si se lo encuentra culpable, puede recibir una multa de hasta $250,000, una sentencia de prisión por hasta cinco años o ambas penalidades.

¡Atención! Programas maliciosos

Si alguna vez ha recibido una “alerta de seguridad” diciendo que ha encontrado un programa malicioso en su computadora,tenga cuidado. Estos mensajes lo intentarán convencer de que su equipo está infectado con un virus y que se puede eliminar comprando e instalando el programa que venden. No siga ese consejo y cierre el navegador sin hacer clic en el mensaje. Si usted cree que su equipo está infectado, utilice un programa antivirus conocido. Para obtener más información sobre cómo proteger su computadora de virus visite Alerta en Línea.