English

El e-mail basura o "spam" no solo es indeseable, sino que puede ser ofensivo. Muchas veces se trata de contenido pornográfico que causa numerosas quejas de los consumidores. Para disminuir la cantidad de e-mails basura que usted recibe, dificúlteles la tarea de obtener y utilizar su dirección de e-mail a las personas que envían este tipo de mensajes.

  • No use una dirección de e-mail obvia como: JuanPerez@algo.com. En lugar de eso, use números u otros dígitos, como por ejemplo, Juan9ere5@algo.com.
  • Utilice una dirección de e-mail para amigos y familiares y otra para las demás personas. Es posible obtener direcciones gratuitas en la mayoría de los portales en Internet (Yahoo!, Hotmail, Gmail y otros). Siempre podrá obtener una dirección desechable en SpamMotel (en inglés). Si una dirección atrae demasiados e-mails basura, deshágase de ella y cree una nueva.
  • No publique su dirección de e-mail en un sitio web de uso público. Las personas que envían e-mails basura utilizan programas que recopilan direcciones de texto. Sustituya la dirección "juanperez@algo.com" por "juan perez arroba algo punto com" o muestre su dirección como una imagen gráfica, no en forma de texto.
  • No ingrese su dirección en un sitio web sin antes verificar la política de privacidad.
  • Al suscribirse a cualquier servicio en Internet, revise si en el formulario hay casillas que ya están seleccionadas, ya que frecuentemente conceden permiso al sitio o a sus socios comerciales para contactarlo.
  • No haga clic en el enlace "cancelar suscripción" de un e-mail que no conoce, a menos que usted confíe en el remitente. Estas acciones le permiten al remitente verificar su existencia.
  • No reenvíe nunca las cartas en cadena, peticiones, ni alertas de virus. Aunque su último remitente sea una persona que usted conoce, no sabe quién originó esta cadena y puede tratarse de un truco para recopilar direcciones.
  • Deshabilite la "vista previa" de su e-mail. Esto evita que el e-mail basura le informe al remitente que usted lo ha recibido.
  • Elija un proveedor de servicio de Internet que filtre los e-mails. Si usted recibe una gran cantidad de e-mails basura, puede que su proveedor no esté filtrándolos correctamente.
  • Utilice programas para bloquear los e-mails basura. A menudo, los navegadores de Internet incluyen opciones de filtro. También puede adquirir programas especiales que realicen esta tarea.
  • Reporte los e-mails basura. Avise a su proveedor de servicio de Internet que hay e-mail basura queestá escapando a sus filtros. La Comisión Federal de Comercio (FTC) también desea información sobre los "e-mails comerciales no solicitados". Reenvíe el e-mail basura a uce@ftc.gov.

¡Atención! No confíe en los e-mails masivos

Muchos e-mails masivos contienen falsas alarmas, solicitudes engañosas de donaciones u ofertas ficticias de dinero y regalos. No reenvíe un e-mail a no ser que esté seguro de que contiene información verídica. Dichos e-mails no solo confunden a quienes los reciben, sino que a menudo son usados para recopilar direcciones de e-mail para quienes se dedican a enviar e-mail basura.

"Phishing" es un creciente problema

Se llama "phishing" al uso de e-mails fraudulentos diseñados para el robo de identidad e información privada valiosa, como es el caso de la numeración de tarjetas de crédito, números privados de identificación (PIN) y contraseñas de cuentas bancarias. Los e-mails de "phishing" suelen solicitar que usted verifique información de este tipo.

Una compañía legítima jamás le pedirá que provea su contraseña o número de cuenta por e-mail. En caso de duda, comuníquese directamente con la compañía y nunca responda a e-mails que aseguran que es necesario que usted actualice su información de tarjetas de crédito u otro tipo de información personal.