English

Además de la conveniencia de poder comprar desde la comodidad de su casa, los sitios web de compras por Internet suelen ofrecer grandes descuentos y una gran variedad de productos. Sin embargo, los consumidores deben tener el cuidado de tomar decisiones informadas sobre sus compras. Algunos consejos para comprar con seguridad por Internet: 

  • Limítese a comprar en sitios web que se conoce o le han recomendado.
  • Compare precios y ofertas, incluyendo si ofrecen el envío gratis, contratos de servicio extendido y cualquier descuento adicional.
  • Busque cupones por Internet o códigos promocionales que le ofrezcan descuentos o el envío gratuito. Algunos sitios web también ofrecen cupones de descuento para las tiendas tradicionales.
  • Obtenga una descripción completa del producto y las piezas incluidas, así como el precio, costo del envío, plazo de entrega, información de garantía, política de devolución y cómo se presenta una queja.
  • Antes de finalizar el pedido, asegúrese de que tanto la cantidad como el precio total están correctos. Si por error digitó 11 en lugar de 1, puede terminar con más productos y gastando más de lo que era su intención.
  • Pague con tarjeta de crédito para que la ley federal lo proteja si tiene que disputar los cargos. Esta protección no se extiende a las tarjetas de débito, cheques, pago en efectivo, giros postales u otras formas de pago.
  • Utilice un navegador seguro. Busque una dirección que comience con “https” en lugar de “http”. También busque el ícono de un candado cerrado, que por lo general se encuentra en la parte inferior derecha de la pantalla. 
  • Imprima su orden de compra con los detalles del producto y su número de confirmación. Para más información visite AlertaenLínea.gov.

Cupones y compras colectivas en Internet 

Además de los cupones que tradicionalmente se encuentran en los periódicos, también hay cupones de descuento en Internet. Estos cupones vienen en una variedad de formas, ya que se pueden encontrar en los sitios web de los fabricantes o en sitios web dedicados exclusivamente a los cupones. Asimismo, es posible encontrar cupones en los medios sociales cuando uno elige “me gusta” un producto o comparte su e-mail con una empresa.

Las compras colectivas son otra manera de obtener descuentos por Internet y funcionan así: las empresas locales ofrecen precios reducidos a través de un portal de oferta para servicios como tratamientos de spa, comidas gourmet y aventuras al aire libre. Si está interesado, usted paga al portal de oferta para aprovechar la oferta. Las compras colectivas le permiten experimentar opciones nuevas a un costo reducido.

Para asegurarse de que en realidad está ahorrando dinero con un cupón o al participar en una compra colectiva en Internet, siga las siguientes pautas:

  • Pregúntese si realmente va a utilizarlo. Si la respuesta es “no”, no lo compre. Así se trate de un buen precio, un cupón o una compra colectiva no es realmente un descuento si no lo va a usar.
  • Lea los términos y condiciones de la compra para conocer la fecha de vencimiento y cómo se realiza la reservación con la empresa que le dará el servicio.

Subastas, avisos clasificados y grupos de discusión

Muchas personas venden sus artículos en Internet por medio de subastas, avisos clasificados, grupos de discusión y salas de charla. Siga los siguientes consejos:

  • Verifique el funcionamiento de la subasta. ¿Puede usted anular una oferta? No asuma que las mismas reglas que se utilizan en un sitio web se aplican en todos. Algunos sitios ofrecen instrucciones que le muestran paso a paso el proceso de la subasta.
  • Averigüe qué derechos lo asisten. ¿Existe alguna clase de seguro gratis o garantía para los artículos que no le son entregados o que no son iguales a los descritos?
  • Siga las estrategias que se utilizan en cualquier subasta. Infórmese sobre el valor del objeto por el que está pujando. Establezca el precio máximo que está dispuesto a pagar por él y aténgase a su decisión.
  • No puje por un artículo que no tiene la intención de comprar. Si usted resulta ser el mejor postor, habrá adquirido el objeto. Las compañías de subastas suelen prohibir que aquellas personas que desisten de una compra hagan ofertas en el futuro.
  • Si el vendedor no acepta pagos por tarjeta de crédito, utilice un servicio de pago en cuenta en plica. En este servicio, conocido como "escrow" en inglés, su dinero es retenido por un tercero hasta que usted reciba su compra y apruebe el pago para el vendedor. Este servicio tiene un pequeño recargo, pero su tranquilidad lo justifica.  
  • Desconfíe de los vendedores que insisten en que usted utilice un servicio determinado de pago en cuenta en plica, especialmente si usted nunca ha oído hablar de ese servicio en particular. Verifique que el servicio es legítimo antes de utilizarlo.