English

Hoy en día es fácil y rápido conseguir aprobación de crédito, transferir dinero de una cuenta a otra, renovar la licencia de conducir u obtener una receta médica para la farmacia. Sin embargo, una desventaja de esta comodidad es que hay muchas oportunidades para que su información corra el riesgo de ser cambiada, robada o reportada incorrectamente. Para proteger su privacidad siga estos consejos:

  • Busque las normas de privacidad en los sitios web, en los materiales de venta y en los formularios que usted llena. Si un sitio web dice seguir una serie de parámetros voluntarios reconocidos, léalos. No dé por sentado que estos le ofrecen el nivel de privacidad que usted desea.
  • Pregunte qué tipo de información será recopilada y de qué manera será utilizada.
  • Sea selectivo en cuanto a la información que incluye en los formularios de registro de garantías. La compañía sólo necesita la fecha de compra y los números de modelo y serie, así como la manera en que puede comunicarse con usted en caso de que se ordene retirar el producto del mercado. Usted puede ignorar las preguntas que no estén relacionadas con su compra, como cuáles son sus ingresos y sus pasatiempos.
  • Hable con los miembros de su familia sobre la privacidad. Todos, incluso los niños, deben saber qué tipo de información no es conveniente dar en el teléfono, en Internet y en otras circunstancias.

Infórmese en la oficina de protección del consumidor de su estado o localidad sobre si existe alguna ley estatal que lo ayude a proteger su privacidad. Algunas compañías y grupos industriales también han adoptado voluntariamente normas para hacer frente a inquietudes relacionadas con la privacidad.

Privacidad financiera

La Corporación Federal de Seguro de Depósitos y otras agencias federales que regulan las instituciones financieras exigen a los bancos, compañías de seguros, agencias de corredores de bolsa y ciertos negocios que comparten información financiera, que comuniquen al público sus normas de privacidad. Ellos deben brindarle esta información cuando usted abre una cuenta y, a partir de ese momento, al menos una vez al año. Dicha comunicación deberá incluir:

  • La clase de información que está siendo recopilada.
  • La forma en que serán protegidas la confidencialidad y la seguridad de dichos datos.
  • Los tipos de empresas a las que se les ofrecerán estos datos.

Si una empresa va a compartir la información con terceros fuera de su grupo corporativo, también deberá ofrecerle la posibilidad de "optar por no participar" o de negarse a que su información sea compartida. Incluso si usted no opta por no participar, sus números de cuentas no podrán ser compartidos con terceros para fines de comercialización.

Su información de crédito cuenta con otras formas de protección de la privacidad según la Ley de Informes de Crédito Justos. Solamente personas con una legítima necesidad comercial pueden obtener una copia de su informe. Un empleador solo puede obtener su informe de crédito si usted lo autoriza por escrito. Para más información sobre sus derechos según esta ley federal y sobre cómo puede obtener una copia de sus informes de crédito, consulte la sección sobre informes de crédito.

Privacidad médica

La información personal que uno le da a su médico también es compartida con compañías aseguradoras, farmacias, investigadores y empleadores, siguiendo reglamentos específicos. La privacidad de su historia clínica está protegida por ley federal (Ley de Responsabilidad y Transferibilidad de Seguros Médicos) o HIPAA por su sigla en inglés, la cual:

  • Define cuáles son sus derechos respecto a su información médica
  • Establece normas y límites acerca de quiénes están autorizados para recibir y/o ver información sobre su salud

La Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos ofrece excelente información detallada sobre la ley HIPAA. También puede llamar al 1-800-368-1019 (para español presione el 2).

El Departamento de Información Médica (MIB, por su sigla en inglés) es un banco de datos que recopila y comparte información, cuyos servicios son utilizados por las compañías de seguros. Usted puede solicitar una copia de su expediente para asegurarse de que la información que aparece allí es correcta. Escriba a MIB, Inc., 50 Braintree Hill Park, Suite 300, Braintree, MA 02184-8734 o llame a la línea gratuita 1-866-692-6901. Se cobra un cargo por obtener una copia de su expediente.

Si usted cree que una persona, agencia u organización amparada bajo la reglamentación de privacidad de HIPAA violó los derechos de privacidad de su información médica o cometió otra violación de la reglamentación de privacidad, puede presentar quejas por escrito ante la Oficina para los Derechos Civiles del Departamento de Salud y Servicios Sociales.

Privacidad en Internet

Además de seguir los consejos generales de protección de privacidad, asegúrese de solo utilizar sitios web con políticas de privacidad aceptables.

  • Busque la política de privacidad o un sello que le indique que el sitio se rige por parámetros de privacidad. Tómese un tiempo para leer la manera en que está protegida su privacidad.
  • Busque señales que le indiquen que está usando un sitio web seguro. Un sitio seguro codifica la información personal para que esta no pueda ser interceptada fácilmente. Estas señales incluyen una notificación en pantalla diciendo que usted se encuentra en un sitio seguro; un candado cerrado o una llave intacta en la esquina inferior de su pantalla; o bien las primeras letras de la dirección de Internet que usted está visitando cambian de "http" a "https".

Una amenaza relativamente reciente a la privacidad son los maliciosos programas espía que se introducen en su computadora durante la descarga de protectores de pantalla, juegos, música y otras aplicaciones. Los programas espía envían información a un tercero sobre lo que usted hace en Internet, usualmente para atacarlo con anuncios no solicitados o ventanas emergentes. Navegadores como Internet Explorer, Chrome y Firefox, así como buscadores como Google, le permiten bloquear las ventanas emergentes. Usted deberá instalar programas antiespías para acabar con esta amenaza a su privacidad. Para más información lea la sección sobre seguridad en Internet.

Proteja a los niños en Internet

La Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet exige que los sitios web comerciales obtengan el consentimiento de los padres antes de recopilar, utilizar o revelar información personal sobre menores de 13 años. Para más información, diríjase a Alerta en Línea.