English

Cada vez que lleve su vehículo al taller:

  • Seleccione un taller de reparación confiable con la ayuda de familiares, amigos u organizaciones independientes de consumidores. Busque talleres que exhiban diversas certificaciones vigentes. También deberá verificar el historial del taller en la oficina de protección del consumidor de su estado o localidad o en la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (en inglés).
  • Describa los síntomas. No trate de adivinar el problema.
  • Deje bien en claro que el trabajo de reparación no podrá comenzar hasta que usted reciba una cotización por escrito y dé su aprobación. Nunca firme una orden de reparación en blanco. Si no es posible determinar el problema cuando usted está presente, insista en que lo contacten para pedirle su autorización cuando encuentren el problema.
  • Pídale al taller que le entregue las partes usadas que fueron cambiadas.
  • Si una reparación está cubierta por la garantía, siga las instrucciones al pie de la letra.
  • Obtenga por escrito una lista de todas las reparaciones realizadas bajo la garantía.
  • Guarde copias de todos los documentos.

Algunos estados, ciudades y condados tienen leyes especiales que regulan las reparaciones de vehículos. Para más información sobre las leyes de su estado, comuníquese con la oficina de protección del consumidor de su estado o localidad.