English

Usted puede pedir todo tipo de productos desde la comodidad de su hogar, utilizando el teléfono, el correo o una computadora. Sin embargo, a pesar de estas ventajas, suele haber quejas por entrega tardía, envío de artículos equivocados o dañados y cargos ocultos. 

Para evitar problemas y facilitar su solución, asegúrese de seguir los consejos generales para comprar y además:

  • Desconfíe de las direcciones con apartados postales y de vendedores localizados en otros países. Posteriormente podría ser difícil encontrar al vendedor para resolver el problema.
  • Infórmese sobre el precio total. Asegúrese de que incluya todos los gastos: envío, seguro e impuestos. Los cupones y otros descuentos deben ser descontados como corresponde.
  • Asegúrese de lo que está comprando. Preste atención a palabras tales como "renovado", "reacondicionado", "de liquidación" o "descontinuado".
  • Proporcione el número de su tarjeta de crédito, de débito o de cuenta bancaria solamente si utiliza una de estas cuentas para pagar, nunca para demostrar su identidad.
  • Mantenga un registro de su compra. Anote cuál producto pidió, cuándo lo hizo, el precio y la forma de pago (cheque, giro postal, tarjeta de débito, etc.). Conserve también cualquier información que el vendedor le facilite, por ejemplo: la descripción del producto, la fecha de entrega, las políticas de cancelación y privacidad, las garantías y otros números de confirmación del pedido.
  • Lleve el control de su pedido. Si éste llega tarde, usted tiene derecho a anular su orden y exigir un reembolso. Para más información consulte la sección sobre sus derechos.

Donaciones a instituciones benéficas

Investigue antes de realizar una donación. Algunos estafadores utilizan nombres similares a los de ciertas instituciones benéficas conocidas o fingen recaudar dinero para agencias del orden público, tanto estatales como locales.

Pida información por escrito, incluyendo la cantidad de dinero recaudado que realmente se utiliza para fines benéficos.

Pregunte en la agencias regulatorias de su estado o en la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (en inglés)si la institución en cuestión está inscrita para solicitar dinero. Lea también la sección sobre vendedores jóvenes.