English

Las pruebas de choques simulados ayudan a determinar si un auto lo protegerá bien en el caso de un choque real. Las siguientes organizaciones hacen pruebas de choques simulados y dan una calificación a los autos:

  • Todos los años, la Administración Nacional de la Seguridad del Tráfico en Carreteras (en inglés) realiza pruebas de choque frontal y lateral, y mide la protección que los vehículos ofrecen a sus ocupantes. NHTSA (por su sigla en inglés) evalúa los mecanismos de protección de cada vehículo como bolsas de aire y cinturones de seguridad. También puede llamar gratis al 1-888-327-4236 y presione el 2 para hablar con un representante en español.
  • El Instituto de Seguros para la Seguridad en la Carretera (en inglés) realiza una prueba diferente que consiste en un impacto frontal con desplazamiento lateral para evaluar la protección que ofrece la estructura del auto. También puede llamar al 703-247-1500 para solicitar una publicación en español.
  • La revista Consumer Reports publica un informe anual que evalúa de forma exhaustiva la seguridad de los vehículos. La revista da una calificación de seguridad que combina el resultado de las pruebas de choques simulados con las características del vehículo para evitar accidentes: su desempeño en situaciones de emergencia, el freno, la aceleración e incluso la comodidad del conductor.

Para averiguar si el fabricante ha retirado del mercado un auto por fallas de seguridad, póngase en contacto con la Administración Nacional de la Seguridad del Tráfico en Carreteras (en inglés). Si un vehículo ha sido retirado del mercado y se encuentra a la venta otra vez pídale al concesionario pruebas que demuestren que la falla ha sido corregida. 

Si su estado lo requiere, los vehículos usados también deberán llevar un adhesivo demostrando que la inspección de seguridad está vigente.

Reemplace las llantas usadas

Revise el desgaste en los surcos de las llantas. Aunque el límite legal es 2/32 de pulgada de profundidad, considere cambiar la llanta cuando llegue a 4/32 de pulgada de profundidad. Esa pequeña diferencia en el surco puede ser una gran diferencia al frenar.

Compre llantas del tamaño adecuado. Averigüe el tamaño y tipo de llanta recomendado por el fabricante de su vehículo. Mantenga la presión adecuada. Si conserva sus llantas infladas de manera apropiada mejorará el rendimiento de gasolina e incrementará la vida útil de sus llantas.