English

Esta ley federal, vigente desde 1972, tiene como intención proteger a los consumidores que han realizado compras en su hogar de un vendedor a domicilio o que han comprado algo en un lugar temporal. 

De acuerdo a la Comisión Federal de Comercio, el período de reflexión de 3 días no se aplica en la compra de autos nuevos o en la compra de objetos por Internet. Solo se aplica cuando una compañía está vendiendo algo que cuesta $25 o más y ocurre fuera del local donde regularmente opera.

Para cumplir con la ley, el vendedor deberá informar al comprador de su derecho a anular la compra y recibir su reembolso en un plazo de tres días laborables.

Tenga en cuenta que hay situaciones en las que la regla del período de reflexión no es aplicable:

  • Usted realizó la compra en su totalidad por correo o por teléfono.
  • La venta fue el resultado de un contacto anterior con el vendedor en un local comercial permanente.
  • Usted firmó un documento en el que renunciaba a su derecho a anular la compra.
  • Su compra no está destinada principalmente para uso personal, familiar o doméstico.
  • Usted compró bienes raíces, seguros, acciones o un vehículo.
  • Usted no puede devolver el producto en las mismas condiciones en las que lo recibió.
  • Usted compró objetos de arte o artesanías en una feria, un centro comercial, un centro cívico o una escuela.

Recuerde que si usted pagó con tarjeta de crédito y tiene problemas para obtener su reembolso, también puede disputar la cantidad con su compañía de tarjeta de crédito, conforme a la Ley de Facturación Justa de Crédito.