English

Cuando usted pide algo por correo, teléfono, fax o computadora, la Comisión Federal de Comercio le exige a la compañía lo siguiente:

  • Enviar el producto dentro del plazo convenido o, en caso de no haberse determinado una fecha de entrega específica, dentro de un plazo de 30 días a partir de la fecha en que recibieron su pedido.
  • Notificarle si el envío no puede realizarse a tiempo y darle la posibilidad de esperar más tiempo u obtener el reembolso del dinero.
  • Anular su pedido y devolverle el pago si no pueden cumplir con la nueva fecha de entrega, a menos que usted acepte otra demora.

Si usted anula el pedido, la empresa deberá reembolsarle el dinero dentro de los siete días siguientes. Si usted pagó con tarjeta de crédito, el dinero le debe ser reembolsado a su cuenta en el próximo ciclo de facturación. La empresa no puede sustituirlo por un crédito de la tienda. 

Si al momento de realizar el pedido usted solicitó la apertura de una cuenta de crédito de la tienda, la empresa tiene 20 días adicionales para enviar el producto, a fin de disponer de tiempo para procesar su solicitud.

Estas reglas de la Comisión Federal de Comercio solo se aplican al primer envío de suscripciones de revistas y otra mercadería que se envía de manera repetida. Los pedidos de servicios tales como la impresión de fotos, venta de semillas y plantas, órdenes de pago contra reembolso, y transacciones para clubes de libros y música están contempladas en otra norma de la Comisión Federal de Comercio. También pueden aplicarse leyes o reglamentos estatales. En caso de sospechar de alguna infracción, notifique a la oficina de protección del consumidor de su estado y a la Comisión Federal de Comercio.

Atención: vendedores jóvenes

Algunas compañías utilizan personas jóvenes para vender de puerta en puerta revistas y otros productos. Ellos engañan a los consumidores para hacerles creer que recaudan dinero para instituciones de beneficencia legítimas, debido a que los consumidores tienden a apoyar a los jóvenes y a los programas juveniles. 

Si una persona joven le pide dinero para obras de caridad, pídale una identificación para verificar el nombre, dirección y propósito social de la organización. Si el joven no puede brindarle esta información, pídale que se retire. 

Notifique de cualquier persona sospechosa a su departamento de policía local y/o comuníquese con la división de explotación infantil del departamento de trabajo de su estado, que aparece en el directorio telefónico. 

Aunque esté satisfecho con la información proporcionada, no se sienta obligado a hacer ninguna compra o a contribuir.