English

Consejos para la declaración de impuestos

Como ciudadano o residente permanente, usted tiene la obligación de presentar anualmente su declaración de impuesto federal sobre cualquier ingreso que haya recibido. La evasión de impuestos es un delito que puede ser castigado por un máximo de cinco años en prisión y una multa de $250,000.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés) proporciona formularios y publicaciones en español que usted puede descargar por Internet o solicitar por teléfono llamando a cualquiera de las líneas de atención gratuita para los contribuyentes que hablan español.

Muchas personas preparan su declaración de impuestos sin ayuda o con asistencia gratuita del Servicio de Impuestos Internos, pero algunas prefieren pagarle a alguien para que se los prepare. Si usted pertenece a este grupo, evite los preparadores inescrupulosos que causan grandes daños financieros y legales a sus clientes.

Al elegir un preparador profesional de impuestos tenga en cuenta las siguientes sugerencias:

  • El preparador de impuestos pagado está obligado legalmente a firmar la declaración.
  • Evite a los preparadores que anuncian poder obtener un reembolso mayor que los demás preparadores.Si su declaración es preparada correctamente, todo preparador deberá coincidir en números similares.
  • Tenga cuidado con los preparadores que le garanticen resultados a base de alguna cuota o de algún porcentaje del reembolso esperado.
  • Elija a un preparador que esté disponible en caso de que el IRS le haga preguntas con respecto a su declaración.
  • Investigue si su preparador tiene un historial de quejas con la la asociación estatal de contadores, la asociación estatal de abogados o la oficina estatal del procurador general.
  • Investigue si su preparador tiene un historial de quejas con la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (en inglés), la asociación estatal de contadores, la asociación estatal de abogados o la oficina estatal del procurador general.
  • Asegúrese de que el preparador tenga las credenciales adecuadas. Solamente los abogados, contadores públicos certificados y preparadores inscritos pueden representar al contribuyente ante el IRS en cualquier asunto, incluyendo auditorías, cobros y apelaciones.
  • Investigue si el preparador está afiliado a alguna organización profesional, que exige a sus miembros tener educación continua y cumplir con un código de ética.