English

Existen varios tipos de préstamo disponibles para los consumidores. No todos los préstamos son iguales y algunos tienen ventajas y desventajas con las que es importante familiarizarse. 

Préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda

Antes de tomar un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda, piénselo cuidadosamente ya que, aunque este tipo de préstamo puede permitirle deducir impuestos (lo que otros préstamos no le permitirían), reduce el valor acumulado de su vivienda y, si usted no puede cumplir con los pagos, podría perder la casa.

Los préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda pueden ser: una línea de crédito renovable automáticamente o un préstamo único y limitado. El crédito renovable automáticamente le permite determinar cuándo y cuán a menudo puede tomar préstamos sobre el valor acumulado de su vivienda. Con un préstamo limitado, usted recibe una suma global para un fin determinado, como por ejemplo, para realizar remodelaciones o para sus estudios. Solicite primero este tipo de préstamo a través de su banco o una cooperativa de crédito. Es probable que estos préstamos le cuesten menos que en una compañía financiera.

Consulte la sección Vivienda para obtener información útil sobre la compra, arrendamiento o reparación de una casa.

Préstamo de día de pago y préstamo sobre reembolso de impuestos

Los préstamos de día de pago son ilegales en algunos estados. Algunos cambios recientes en las leyes han hecho que los préstamos de día de pago sean ilegales para quienes sirven en las Fuerzas Armadas. Con un típico préstamo de día de pago, usted podría emitir un cheque particular por $115 para recibir un préstamo de $100 por dos semanas, hasta el día de pago. En este ejemplo, la tasa de interés anual ¡es del 390 por ciento! Si usted puede pagar este préstamo rápidamente puede que no parezca un mal negocio. Pero si usted no puede pagar con rapidez, ese préstamo relativamente pequeño puede convertirse en una gran deuda. A una tasa de interés del 390 por ciento, un préstamo de $100 puede convertirse en $490 en un año y en $2,401 en dos años.

Otra manera altamente costosa de conseguir dinero es solicitar un préstamo anticipado al reembolso de impuestos. Este tipo de crédito le permite obtener un anticipo sobre el reembolso que usted espera recibir de sus impuestos. Se han reportado casos de tasas de interés anual de hasta un 774 por ciento. Si usted anda corto de efectivo, evite ambas formas de préstamo y solicite más tiempo para pagar una factura o busque un préstamo tradicional. Es probable que hasta un adelanto de efectivo de su tarjeta de crédito le cueste menos.